Archivo de la etiqueta: medialabs

Un estudio etnográfico de Medialab-Prado

El pasado jueves, Alberto Corsín y Adolfo Estalella presentaron, al equipo de Medialab-Prado, el proyecto que van a desarrollar en los próximos nueve meses: una etnografía de Medialab-Prado.

Alberto Corsín es antropólogo e investigador en el Instituto de Historia del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC y ha participado activamente en el laboratorio del procomún como, por ejemplo, en la sesión dedicada a la relación entre los conceptos de procomún y cooperación. Está interesado en el estudio de las organizaciones en el trabajo y sus dos últimos estudios etnográficos los ha dedicado a dos organizaciones que se encontraban en un proceso de cambio de sede: el Instituto de Historia del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC y el traslado a unas nuevas oficinas de una gran compañía en Buenos Aires.

Adolfo Estalella es investigador doctoral en el Internet Interdisciplinary Institute (IN3) de la UOC, donde investiga sobre la sociabilidad humana en Internet y, en esfecífico, sobre el uso intensivo de blogs. Adolfo será quién realice el trabajo de campo del estudio sobre Medialab-Prado y, por tanto, quién pase más tiempo con nosotros.

Esta etnografía tiene como objetivo investigar y describir el funcionamiento de Medialab-Prado como espacio donde se produce innovación, y consistirá en un proceso abierto en el que las metodologías se desarrollarán en constante diálogo con los implicados.

Es esta una gran oportunidad para Medialab-Prado en un momento en el que se hace necesario repensar su modelo de organización, las líneas de trabajo, las metodologías desarrolladas y su historia ahora que está sufriendo un gran cambio de escala con la instalación de la fachada digital y el próximo traslado al edificio de la antigua Serrería Belga. Sin duda, las aportaciones de Alberto y Adolfo serán de enorme ayuda.

Aprovechamos la ocasión para retomar este blog, que nació con la voluntad de contar todo aquello que sucede en el medialab y que va más allá de la celebración de las actividades: las reuniones, las visitas, los debates y las presentaciones improvisadas y las múltiples colaboraciones que no quedan reflejadas en la web y que, a nuestro juicio, son fundamentales para entender el funcionamiento de Medialab-Prado.

Pequeños laboratorios urbanos para una Europa más innovadora

Los pasados 12 y 13 de octubre tuve la oportunidad de asistir, en representación de Medialab-Prado, al taller ‘Labs for a more innovative Europe», que se celebró en el Mindlab de Copenhague. Organizado por PRO INNO Europe, una iniciativa de la Dirección General de Industria de la UE para el análisis de políticas de innovación, aprendizaje y desarrollo en Europa, el taller tenía como objetivo el desarrollo de posibles estrategias y recomendaciones que la UE quiere empezar a adoptar para impulsar los laboratorios de innovación a partir de primavera de 2010.

¿Qué es un laboratorio de innovación?
Esta fue la primera cuestión a la que nos enfrentamos los participantes en el taller, veinte representantes de diferentes organizaciones europeas entre las que se encontraban La Laboral, Nesta, Nokia, Next, la red de Living Labs o Taito, un singular centro finlandés dedicado a la artesanía y la innovación. En el texto de invitación se indicaban unos rasgos comunes a la mayoría de los laboratorios de innovación:

• La implicación activa de los usuarios en todos los niveles del desarrollo (co-creación);
• Múltiples colaboradores de los sectores públicos y privados;
• Reunión de distintas disciplinas y aproximaciones desde el diseño, la ciencia, la tecnología y los negocios;
• Un espacio (real o virtual) para el desarrollo de nuevas ideas y la experimentación en los escenarios de la vida real.

img_0064img_00621
img_0068img_0076

Fueron dos días de trabajo en grupo e intensas discusiones, siguiendo el método de backcasting para la identificación de los pasos necesarios para alcanzar un escenario ideal en 2020 que previamente habíamos perfilado entre todos los participantes. Dos de las conclusiones mejor valoradas al final del taller fueron la necesidad de crear una red de micro-labs y el desarrollo de una plataforma de intercambio de experiencias y metodologías entre laboratorios de innovación europeos.

En el primer caso, la propuesta de los micro-labs responde a la especial atención que merece la escala de los laboratorios. Lo pequeño, cuando está fuertemente ligado al contexto local y a la vez internacionalmente conectado, favorece la aparición de procesos de innovación social. Esta mención a la importancia de lo micro me hizo recordar la fenomenal conferencia de Francisco Jarauta: Pequeños laboratorios urbanos de creación contemporánea, que impartió dentro del grupo Arquitecturas de la cultura del mañana-mañana.

En relación a la red para el intercambio de experiencias y métodos de trabajo entre organiozaciones europeas, mencioné los proyectos y las actividades en las que está involucrado Medialab-Prado en esa dirección. Hablé de la red Lab to Lab que pronto se pondrá en marcha en Kitchen, Budapest; del encuentro de medialabs el pasado verano en Berlín; y de ‘The Future of the Lab’, la reunión que están organizando los Laboratorios Baltan de Eindhoven a principios de diciembre.

Si algo me sorprendió del taller fue la poca atención que mereció la cultura libre y el procomún como generadores de procesos de innovación social, especialmente en lo referido a la importancia de las nuevas licencias que se han desarrollado en el mundo del software como la GPL (General Public Licence) y su influencia en la aparación nuevas formas de licencias en otros ámbitos de la producción cultural como por ejemplo las licencias Creative Commons. Quedó pendiente, por lo tanto, debatir acerca de cuál es el marco legal que debería ofrecer la UE para facilitar procesos de innovación por parte de los usuarios.

Curiosamente, el mismo día que concluyó el taller gracias al blog de Juan Freire, me enteré del nuevo premio Nobel de Economía a Elinor Ostrom, por su analísis del procomún y las formas de socialización y organización vinculadas a la gestión de los bienes comunes. Un asunto al que Medialab-Prado dedica especial atención en su laboratorio del procomún, una línea de trabajo que presentaremos el próximo viernes en el taller de investigación sobre cultura libre que organiza el Berkman Center de la Universidad de Harvard.

Foulab

El lunes nos reunimos con Maxster, de Foulab de Montreal, uno de los últimos colaboradores en llegar al Lima. El Foulab es un proyecto similar a otros hacker spaces o hacklabs como el NYC Resistor, de Nueva York o el Hamlab, de Madrid. Espacios de encuentro gestionados por la comunidad, donde las personas pueden encontrase para desarrollar sus propios proyectos.

Maxster nos cuenta que fue después de asistir a The Last Hope (Hackers on Planet Earth), una reunión de hackers que se celebró en Nueva York el pasado mes de julio, cuando decidieron poner en marcha el laboratorio. Allí hubo algunas presentaciones sobre como empezar y gestionar estos laboratorios de hackers como la de Tim Farr Building Hacker Spaces Everywhere: Your Excuses are Invalid les animaron a ponerse manos a la obra. También les fue de utilidad Building a Hacker Space del C4 (Chaos Computer Club Cologne).

La reunión fue la última de las sesiones que hemos celebrado en Lima sobre modelos posibles de laboratorios abiertos de experimentación. Estas reuniones, en las han participado, entre otros, Ricardo Vega, de Santiago de Chile y Federico Andrade, del colectivo Modular de Córdoba (Argentina), tenían como objetivo intercambiar experiencias, discutir modelos de organización y buscar posibles formas de colaboración.

Interactivos? en el nuevo Escuelab de Lima

El pasado 13 de abril comenzó Interactivos? Magia y tecnología en un nuevo espacio ubicado en el centro de Lima llamado Escuelab. Esta edición de Interactivos? en Lima, que ha sido posible gracias a la implicación de muchas personas e instituciones, se está revelando como una de las más productivas e interesantes hasta la fecha. Tal vez sea pronto para sacar conclusiones pero nos gustaría aprovechar este momento para agradecer la labor de las personas implicadas en el proyecto y destacar el papel que puede jugar la arquitectura de un edificio como el de Jirón de la Unión 1044 para el buen desarrollo de un taller para la producción de proyectos, el intercambio y el aprendizaje colectivo.

Tanto Felipe del Águila, del CCE, como Kiko Mayorga y el resto del equipo de Escuelab han hecho un esfuerzo enorme para que todo estuviera preparado desde el primer día y están siendo unos anfitriones fenomenales. Todos: mediadores, asistentes, promotores de proyectos, colaboradores, encargados del catering, personal de mantenimiento y de montaje, son los responsables del buen clima que se ha creado. Además, en esta ocasión, hemos viajado cuatro miembros del equipo de Medialab-Prado para ayudar en labores de organización, producción y montaje.

El Escuelab ocupa el 5º piso de un edificio que en el futuro ofrecerá residencias en el ático y un centro de experimentación en artes escénicas en el 4º. En el tercer piso se encuentra la galería eStar que lleva unos meses funcionando gracias a la iniciativa de Jorge Villacorta y será el lugar donde se muestren los resultados del taller a partir del próximo martes.

El espacio del Escuelab tiene 200 metros cuadrados es luminoso y cuenta con una amplia terraza que sirve como espacio de reuniones, de trabajo y de fiestas. En esta ocasión se han celebrado varias actividades externas aprochando la colaboración con la sala MAO que está ubicada en la primera planta: shows de magia, conciertos y un evento Pecha Kucha oficial para la presentación de proyectos de los colaboradores del taller.

Ver imágenes del taller.

Fuera de programa

diymakeaway_big_new

Muchas veces, las actividades más interesantes son las que no estaban programadas. Los talleres de dos semanas, como el que se está celebrando ahora, se prestan a que los participantes propongan actividades. A veces se trata de una jam session como la del sábado pasado en Matadero, otras es una presentación de alguien que pasaba por Medialab-Prado como la de ayer de Jonah Brucker-Cohen. Poco antes Marc Dusseiller, colaborador en el proyecto Astrobiología de Garaje, impartió un mini-taller para la construcción de pequeños instrumentos musicales electrónicos que se utilizarán en la pequeña fiesta que seguirá a la presentación final de los proyectos de mañana.

img_4753

img_4748

A veces, estas actividades no previstas se celebran fuera de medialab. El pasado lunes por la tarde, algunos participantes del taller, entre los que estaban Steve Burns y Steve Kurtz de CAE, fueron al Patio Maravillas a charlar con los integrantes del Hamlab. Al día siguiente por la mañana los que estuvieron no paraban de hablar de los interesantes proyectos que vieron allí y de cómo les había gustado la visita.

Lab to Lab

Empezamos este blog con un breve resumen de la reunión a la que asistí en Nantes la semana pasada para la preparación del proyecto Lab to Lab junto a otros medialabs europeos. Los impulsores de esta iniciativa son cinco asociaciones culturales de Nantes, que por su interés común en la creación digital, el software libre y la cultura libre en general, se han unido en la plataforma Crealab. Estas son las cinco asociaciones:

ECOS, explora las relaciones entre tecnología, ecología y economía.

En APO33 experimentan con las posibilidades creativas del hardware y el software libre. Han publicado, APODIO, una distribución de GNU/Linux basada en Ubuntu especialmente orientada a artistas que trabajen con audio, vídeo, imagen y electrónica. Puede ser de gran utilidad para los que imparten talleres de iniciación y no quieran perder tiempo descargando el software de PD, Arduino o Processing.

Todos los miércoles celebran un Open Atelier en APO33, al que acuden desarrolladores y artistas de las cinco asociaciones y otros interesados en intercambiar conocimientos y llevar a cabo proyectos de manera colaborativa. Muy parecido a los Viernes Open Lab.

La Fabrique du Libre está orientada a los usos sociales y a las estrategias de reapropiación de la tecnología, así como a la difusión del Software Libre. En Lolab.org desarrollan proyectos artísticos para fomentar la interacción entre el público.

Y por último, PING, orienta su actividad a proyectos educativos y de mediación en el ámbito de las tecnologías libres. Ellos han impulsado la plataforma Crealab para compartir y aprovechar los recursos de iniciativas similares en la ciudad de Nantes.

Con la misma idea de crear una red para el intercambio de experiencias pero a escala europea invitaron a Area10medialab de Londres, Constant de Bruselas, Kitchen de Budapest y Medialab-Prado de Madrid. El objetivo de esta reunión fue preparar un proyecto común para presentarlo en la convocatoria del programa Grundtvig, que “tiene como meta mejorar la calidad y la dimensión europea de la educación de adultos en un sentido amplio, incluyendo la enseñanza formal, que es reconocida y otorga certificados, diplomas y reconocimiento oficial, la no formal que generalmente está al margen de este reconocimiento de sus estudios y, como más novedoso, la enseñanza informal que puede abarcar todo tipo de aprendizaje al margen de la enseñanza oficial, incluido el autoaprendizaje.”

img_1511Esta visita preparatoria, que duró tres días, fue realmente productiva. Comenzamos con una breve presentación de los diferentes proyectos y sus distintas estrategias y metodologías para la puesta en marcha de contextos de aprendizaje colectivo.

Todos coincidimos en la importante función de los medialabs como lugares de encuentro e intercambio de conocimiento y como espacios para aprender participando en el desarrollo proyectos en colaboración con otros.

Yo presenté los talleres intensivos de dos semanas, que tienen un carácter internacional como el que empieza manaña, y grupos de trabajo locales que se extienden en el tiempo.

Si conceden la ayuda, gestores y usuarios de todas las organizaciones podrán asistir a los talleres y actividades de los centros involucrados para conocer y analizar sus diferentes formas de trabajo. El objetivo será generar documentos que sirvan para evaluar y transmitir los procedimientos y las estrategias de cada caso y ver en qué medida se pueden aplicar a otros contextos.

En relación a la idea de la replicabilidad cabe mencionar la plataforma Grow Your Own Medialab, promovida por Access Space y otros medialabs británicos, y que aunque no ha tenido continuidad, es un buen ejemplo lo que podría ser un objetivo del proyecto Lab to Lab. Crear una plataforma europea para el intercambio de experiencias y modelos replicables en contextos diferentes.

Hace tiempo que ofrecemos la posibilidad de que los formatos de taller de Medialab-Prado sean replicables en otros lugares pero todavía no hemos elaborado una documentación detallada sobre todos los aspectos que implica la organización de un taller de dos semanas orientado a la producción de proyectos. Esperamos que este blog nos sirva para avanzar en este sentido e ir detallando aspectos del día a día que no sulen aparecer en la web.