Archivo de la etiqueta: innovación abierta

Procesos abiertos, procesos de colaboración

El próximo lunes comienza una nueva edición del taller Interactivos? Han pasado más de cuatro años desde que organizamos el primer Interactivos? dentro del programa educativo de Medialab Madrid y desde entonces se han celebrado 18 talleres de producción siguiendo la misma metodología abierta y participativa. El último tuvo lugar en LABoral como parte de la exposición El proceso como paradigma y para el catálogo escribimos un breve texto para la ocasión que reproduzco a continuación:

Procesos abiertos, procesos de colaboración.
Metodología de los talleres de producción Interactivos?

Laura Fernández y Marcos García

Cuando en primavera de 2006 nos propusimos organizar un taller que fuera lo suficientemente largo como para que pudieran desarrollarse y posteriormente exhibirse una serie de prototipos, no fuimos del todo conscientes de la importancia que tendría abrir una convocatoria para colaboradores.

Nuestro objetivo era crear el mejor contexto posible para el aprendizaje, y para ello contamos con la participación de David Cuartielles, Hans-Christoph Steiner y Zachary Lieberman, que fueron los “profesores” de aquel primer taller, además de Casey Reas, que sólo pudo incorporarse a la parte final. Todos ellos trabajaban con herramientas open source (libres) como Arduino, Pure Data o Processing (Open Frameworks surgiría poco después), y desde el principio pensamos que debíamos diseñar un taller que se inspirara en la cultura libre, y que por tanto diera lugar a un proceso en el que la participación de cualquier persona interesada fuera posible.

La idea de “aprender haciendo” fue el punto de partida: a través del desarrollo de proyectos concretos, se crearía un contexto óptimo para que los participantes pudieran intercambiar conocimientos. Así que publicamos una convocatoria de proyectos, y se rebieron más de 50 desde distintas partes del mundo, de los que se seleccionaron 15. Una vez hecha la selección, abrimos la convocatoria para que todo aquel que quisiera participar en el taller pudiera hacerlo como colaborador en el desarrollo de alguna de las propuestas seleccionadas. Alrededor de 25 personas con distintos perfiles se sumaron a la iniciativa.

Los “profesores” actuaron como asesores expertos y su labor fue fundamental, pero sin colaboradores no habría sido posible llegar a los resultados que se produjeron en las dos semanas que duró el taller.

El mejor contexto de aprendizaje, por tanto, fue uno de colaboración, en el que se dieron tres circunstancias clave para el funcionamiento tanto de este taller como de todos los que se han celebrado posteriormente siguiendo la misma metodología:

  • La mezcla de saberes hizo que fuera una experiencia muy fructífera. Los participantes provenían de distintas disciplinas y los proyectos se vieron enriquecidos por esta circunstancia, sufriendo muchas veces modificaciones importantes respecto a la idea inicial.
  • Se comprobó la importancia de la combinación de participantes expertos y principiantes, ya que para el desarrollo de los prototipos no sólo son necesarios conocimientos especializados.
  • Quedó patente la importancia de que el proceso estuviese abierto a lo improvisado y de que se contemplase mucho espacio para la socialización: se celebraron presentaciones, debates, conciertos y pequeños talleres que organizaban los propios participantes y que no estaban programados inicialmente; también hubo picnics, fiestas y tapas por Madrid. Ha sido en estos momentos de diversión donde se han ido fraguando, partiendo de los talleres Interactivos?, nuevas iniciativas que han seguido desarrollándose más allá, desde una empresa de diseño de interacción o una plataforma de arte y biología DIY (Hazlo Tú Mismo) hasta un espacio hacker en Lisboa.