Archivo de la etiqueta: hacklabs

Pequeños laboratorios urbanos para una Europa más innovadora

Los pasados 12 y 13 de octubre tuve la oportunidad de asistir, en representación de Medialab-Prado, al taller ‘Labs for a more innovative Europe», que se celebró en el Mindlab de Copenhague. Organizado por PRO INNO Europe, una iniciativa de la Dirección General de Industria de la UE para el análisis de políticas de innovación, aprendizaje y desarrollo en Europa, el taller tenía como objetivo el desarrollo de posibles estrategias y recomendaciones que la UE quiere empezar a adoptar para impulsar los laboratorios de innovación a partir de primavera de 2010.

¿Qué es un laboratorio de innovación?
Esta fue la primera cuestión a la que nos enfrentamos los participantes en el taller, veinte representantes de diferentes organizaciones europeas entre las que se encontraban La Laboral, Nesta, Nokia, Next, la red de Living Labs o Taito, un singular centro finlandés dedicado a la artesanía y la innovación. En el texto de invitación se indicaban unos rasgos comunes a la mayoría de los laboratorios de innovación:

• La implicación activa de los usuarios en todos los niveles del desarrollo (co-creación);
• Múltiples colaboradores de los sectores públicos y privados;
• Reunión de distintas disciplinas y aproximaciones desde el diseño, la ciencia, la tecnología y los negocios;
• Un espacio (real o virtual) para el desarrollo de nuevas ideas y la experimentación en los escenarios de la vida real.

img_0064img_00621
img_0068img_0076

Fueron dos días de trabajo en grupo e intensas discusiones, siguiendo el método de backcasting para la identificación de los pasos necesarios para alcanzar un escenario ideal en 2020 que previamente habíamos perfilado entre todos los participantes. Dos de las conclusiones mejor valoradas al final del taller fueron la necesidad de crear una red de micro-labs y el desarrollo de una plataforma de intercambio de experiencias y metodologías entre laboratorios de innovación europeos.

En el primer caso, la propuesta de los micro-labs responde a la especial atención que merece la escala de los laboratorios. Lo pequeño, cuando está fuertemente ligado al contexto local y a la vez internacionalmente conectado, favorece la aparición de procesos de innovación social. Esta mención a la importancia de lo micro me hizo recordar la fenomenal conferencia de Francisco Jarauta: Pequeños laboratorios urbanos de creación contemporánea, que impartió dentro del grupo Arquitecturas de la cultura del mañana-mañana.

En relación a la red para el intercambio de experiencias y métodos de trabajo entre organiozaciones europeas, mencioné los proyectos y las actividades en las que está involucrado Medialab-Prado en esa dirección. Hablé de la red Lab to Lab que pronto se pondrá en marcha en Kitchen, Budapest; del encuentro de medialabs el pasado verano en Berlín; y de ‘The Future of the Lab’, la reunión que están organizando los Laboratorios Baltan de Eindhoven a principios de diciembre.

Si algo me sorprendió del taller fue la poca atención que mereció la cultura libre y el procomún como generadores de procesos de innovación social, especialmente en lo referido a la importancia de las nuevas licencias que se han desarrollado en el mundo del software como la GPL (General Public Licence) y su influencia en la aparación nuevas formas de licencias en otros ámbitos de la producción cultural como por ejemplo las licencias Creative Commons. Quedó pendiente, por lo tanto, debatir acerca de cuál es el marco legal que debería ofrecer la UE para facilitar procesos de innovación por parte de los usuarios.

Curiosamente, el mismo día que concluyó el taller gracias al blog de Juan Freire, me enteré del nuevo premio Nobel de Economía a Elinor Ostrom, por su analísis del procomún y las formas de socialización y organización vinculadas a la gestión de los bienes comunes. Un asunto al que Medialab-Prado dedica especial atención en su laboratorio del procomún, una línea de trabajo que presentaremos el próximo viernes en el taller de investigación sobre cultura libre que organiza el Berkman Center de la Universidad de Harvard.

Hackmeeting

Ayer empezamos las jornadas sobre software libre, sistemas de archivo e instituciones culturales. Estas jornadas reunen a desarrolladores de software libre y responsables web y de archivo de instituciones culturales para compartir recursos y conocimientos en relación al archivo digital. Decidimos celebrar este encuentro en estas fechas para que los participantes que vienen de fuera puedan quedarse el fin de semana y participar en el Hackmeeting que este año se celebra en el Patio Maravillas de Madrid.

Los Hackmeetings y los Hacklabs, auténticos espacios de innovación social, constituyen uno de los fenómenos culturales más relevantes de los últimos años y una fuente inspiración para aquellos interesados en procesos de autoorganización y modelos de gestión abierta.

Para este viernes por la tarde hemos propuesto a los participantes de los viernes openlab asistir al hackmeeting y participar en el intenso programa de actividades propuesto.

Los que estén interesados en saber más sobre los Hackmeetings recomendamos esta charla de Afonso Gómez: Hackmeetings, hacklabs: tecnopolítica para no iniciados.

Foulab

El lunes nos reunimos con Maxster, de Foulab de Montreal, uno de los últimos colaboradores en llegar al Lima. El Foulab es un proyecto similar a otros hacker spaces o hacklabs como el NYC Resistor, de Nueva York o el Hamlab, de Madrid. Espacios de encuentro gestionados por la comunidad, donde las personas pueden encontrase para desarrollar sus propios proyectos.

Maxster nos cuenta que fue después de asistir a The Last Hope (Hackers on Planet Earth), una reunión de hackers que se celebró en Nueva York el pasado mes de julio, cuando decidieron poner en marcha el laboratorio. Allí hubo algunas presentaciones sobre como empezar y gestionar estos laboratorios de hackers como la de Tim Farr Building Hacker Spaces Everywhere: Your Excuses are Invalid les animaron a ponerse manos a la obra. También les fue de utilidad Building a Hacker Space del C4 (Chaos Computer Club Cologne).

La reunión fue la última de las sesiones que hemos celebrado en Lima sobre modelos posibles de laboratorios abiertos de experimentación. Estas reuniones, en las han participado, entre otros, Ricardo Vega, de Santiago de Chile y Federico Andrade, del colectivo Modular de Córdoba (Argentina), tenían como objetivo intercambiar experiencias, discutir modelos de organización y buscar posibles formas de colaboración.