Convocatorias Transmediale 2012

Katharina Galla de transmediale vino el otro día a contarnos los nuevos planes para la nueva edición que se celebrará el próximo año, entre el 31 de enero y el 5 de febrero de 2012. Entre las novedades, la convocatoria Vilém Flusser para artistas en residencia de dos meses de duración a partir de abril 2012, que incluye viajes, estancia, dietas y un estudio de trabajo en el Flusser Archive de la University of Arts in Berlin (UDK). Para aplicar hay que enviar, antes del 31 de agosto, un proyecto de investigación artística relacionado con la exploración de los límites y las capacidades de lo transdisciplinar y transmedia en la cultura contemporánea.
Por otro lado, nos comentaba que ya está abierta la convocatoria para la próxima edición, que por cierto girará alrededor del concepto de “incompatibilidad” desde distintas perspectivas. Las obras seleccionadas formarán parte del programa de exposiciones, proyectiones, performances y conferencias, y podrán pertenecer a cualquier género y formato siempre y cuando vayan orientadas a la exploración de la naturaleza incompatible de las culturas tecnológicas contemporáneas: tensiones irresueltas, formatos que no casan, tecnologías que no existen. Toda la info aquí.

Mimodek, The Maze y levelHead en la bienal Enter 5 de Praga

Praga acoge estos días Enter 5, la bienal de arte internacional, ciencia y tecnología, que muestra varios proyectos desarrollados en distintos talleres de Medialab-Prado. Por un lado, Marie Polakova (República Checa) y Jonathan Cremieux (Francia) presentan Mimodek, el proyecto de vida artificial que muchos ya habréis visto en la fachada digital (ver info).
Javier Lloret, que participó con The Maze Ev en el taller PlayLab: experimentación con videojuegos, ha llevado su laberinto virtual hasta la capital checa, donde este domingo imparte un taller sobre Kinects y visión por ordenador.
Por último, el ya clásico levelhead de Julian Oliver, que obtuvo una mención especial por este proyecto en la edición de Ars Electronica de 2008, forma también parte de la exposición de proyectos.
Por si coincide que alguno pasáis por Praga estos días, os recomendamos mucho que os déis una vuelta por el festival, porque además de la exposición tienen una agenda bien repleta de conferencias, performances y talleres.

Una valoración de nuestra participación en el taller ‘Pensar la dispersión’

Pensar la dispersión ha sido una gran oportunidad para hacer una pausa en el ritmo que impone el día a día de nuestro trabajo en Medialab-Prado y hacer algo que siempre estamos diciendo que queremos hacer pero para lo que nunca encontramos el momento. Le damos muchas vueltas a cómo hacemos y gestionamos los proyectos pero nos mostramos incapaces para construir esos momentos para “saber qué pensamos sobre lo que hacemos y pensamos”. En parte para resolver esta necesidad iniciamos precisamente hace unos meses, como parte del programa de actividades, el grupo de trabajo ‘Pensando y haciendo Medialab-Prado‘. Después de tres sesiones se hace patente que este proceso de elucidación requiere de más reuniones y más tiempo.

La propuesta de Amador Fernández-Savater de pensar la noción de dispersión en relación a lo público y sus instituciones ha sido una experiencia muy fructífera por todo lo que se ha discutido y por las nuevas vias que se han abierto para seguir pensando. Nos ha permitido además visibilizar y explicitar, también para nosotros mismos, cuestiones que están en un trasfondo pero que son fundamentales para entender algunas prácticas y conflictos que nos afectan: las articulaciones y confusiones entre “lo público estatal” y “lo público autoorganizado”; la cuestión de la participación, de la producción colaborativa, y su ambigua relación con el trabajo (remunerado o no remunerado); la dispersión en las funciones y los organigramas dentro de los equipos humanos que gestionan los proyectos; la frontera difusa entre lo laboral y lo vital; etc.

Sobre la preparación del taller
-Reunión preparatoria con Amador Fernández-Savater:
A partir de algunos textos de Franco, Amador nos ayudó a pensar qué podría ser lo más relevante a tratar con Franco. Sirvió además, de manera inesperada, para sacar a relucir algunas contradicciones internas del medialab: se hizo evidente que dentro del equipo tenemos visiones distintas sobre el proyecto.

-Reunión preparatoria con Franco Ingrassia:
Profundizamos más en algunos conceptos que maneja Franco. Fue muy interesante cómo Franco trazaba paralelismos con experiencias en Argentina. Aquí terminamos de concretar que la sesión de taller iba a girar en torno a la pregunta: ¿qué entendemos hoy por lo público? En concreto, a la articulación entre “lo público estatal” y “lo público autoorganizado”, siguiendo la terminología que utiliza Franco. A los conflictos y confusiones que surgen cuanto estas dos formas de lo público se entremezclan.

Taller en Tabacalera el sábado 11 de diciembre
La idea era partir de la experiencia de medialab para debatir asuntos más generales. La sesión duró cerca de 3 horas.

Se inició con una breve presentación de qué es Medialab-Prado y sus objetivos (tal vez demasiado escueta para quién no conociera el proyecto previamente), seguida de una exposición de las dudas-preguntas-conflictos que queríamos compartir con los asistentes para pensar en común.

Después Franco hizo su intervención centrándose en la idea de “superficies de contacto”. Tras esto se sucedieron la intervenciones en forma de preguntas y comentarios, y el debate se animó, como sucede muchas veces, más al final que al principio. Creemos que salieron temas clave, pero que haría falta continuar.

Tal vez habría sido enriquecedor que algunos usuarios y colaboradores habituales de medialab que estaban presentes en el taller hubieran hablado de su experiencia. Al hablar nosotros como “representantes” de la institución, y centrarse muchos de los comentarios de los asistentes en hacer preguntas sobre el proyecto, quizá se corría el peligro de que se leyera como una presentación institucional, con su componente de autopromoción, autojustificación y defensa de un modelo, cuando lo que se pretendía en este taller era precisamente compartir problemas.

Sugerencias sobre el formato
-Las reuniones previas y los textos propuestos para preparar el taller fueron una parte fundamental de la experiencia. Quizás en el futuro se pueden hacer públicas algunas de estas sesiones preparatorias, para que cualquiera pueda asistir.

-Estamos de acuerdo con la sugerencia de Margarita Padilla de organizar una visita a cada uno de los proyectos que se van a analizar en las diferentes sesiones. Un paseo por los distinto proyectos para pensar mientras se camina. De esta menera habría un punto de partida común a todos los participantes.

-También creemos que sería bueno dedicar parte del taller (1h) a la discusión en grupos pequeños de 5-7 personas. Esto permitiría que más gente pudiera tomar la palabra, destilar algunas ideas para el debate posterior y que los participantes pudieran conocerse más entre sí.

Propuestas para el futuro
-Prototipar el thinking lab que propone Marga.

-Elaborar la ‘plantilla’ de “pensar la dispersión”, como un formato de taller y de residencia que puede replicarse en otros contextos.

(valoraciones escritas por Laura Fernández y Marcos García)

Pensar en la dispersión

El próximo viernes 3 de diciembre se inicia el ciclo Pensar en la dispersión, una serie de encuentros con el filósofo y activista argentino Franco Ingrassia organizados por Amador Fernández-Savater en el marco del programa de residencias para investigadores del proyecto El Ranchito de Matadero-Madrid. Amador ha invitado a Medialab-Prado ha participar en uno de estos encuentros, que tendrá lugar el próximo sábado 11 de diciembre a las 11h en CSA Tabacalera, así que el pasado jueves nos reunimos con él para prepararlo.

La sesión, titulada Dispersión e institución, se plantea desde el supuesto de que las instituciones hoy no cuentan un modelo previo para funcionar o un patrón que seguir, sino que cada una (o cada una en cada momento) constituye un caso inédito; y que por tanto es necesario pensar y trabajar para construir situaciones con sentido en un entorno hecho de fragmentos dispersos y a partir de ellos.

En este contexto, identificamos algunos temas que plantear en la conversación con Franco: las relaciones entre la esfera pública “estatal” y la esfera pública autoorganizada; la importancia de la escala (espacial y temporal) de los proyectos, el problema de conjugar lo flexible y lo duradero y de la trasmisión de las experiencias; o el reto de construir instituciones verdaderamente inclusivas, que no se repliegan sobre sí mismas en círculos de afinidad estética o política.

Bienvenida a Eutokia

Retomamos este blog que durante algún (demasiado) tiempo ha permanecido en stand by con una noticia que nos alegra e ilusiona: el nacimiento de Eutokia (algo así como “buen lugar”). La pasada semana (18 noviembre) celebraron su inauguración con un apretado programa de actividades, reuniones entre entidades del País Vasco, Extremadura, Madrid, Toronto, París… muchos encuentros y reencuentros en su recién estrenada sede a las afueras de Bilbao. Un lugar, por cierto, que merece visitar también por su propuesta estética. El trabajo de “atrezzo” de un grupo de estudiantes de Bellas Artes de Leioa es realmente curioso. Han instalado en el centro un “cerebro” de conexiones conceptuales y espaciales, una suerte de totum aglutinante que pretende representar los vínculos “sinápticos”, digamos, entre lo que allí dentro ocurre. ¿Y qué es esto que ocurre? Pues bien, de entrada no resulta fácil de explicar. Se habló de ideas, conceptos, inquietudes y objetivos:

think_different, artista_institución, innovación_social, diálogo, intermediación, dinámicas, conexión_e_interconexión, iniciativas, cambio_social, compartir, reflexión, outcubadora, proceso_creativo, emprendizaje_creativo, barreras_difusas, responsabilidad_social, desarrollo_alternativo, arte_sociedad_economía…

Lo ilusionante del proyecto, amparado por LanEkintza, es su ambición innovadora y su interés por vincular el ámbito empresarial con dimensiones sociales de cambio e intercambio a través de procesos creativos y de trabajo colaborativo, y por posicionarse en un lugar tan interesate como difícil como es ese punto de intersección entre empresa y arte. Por experiencia sabemos lo complicado de gestionar las posiciones fronterizas y las barreras difusas. Por cierto, también nos gustó encontrar a Amasté y a Conexiones Improbables (antes Disonancias) entre las entidades que acoge el proyecto.

Así que damos la bienvenida a Eutokia y esperamos que esta iniciativa, que se desarrolló a partir de la idea de “vivero de empresas” y que aspira a mucho más, logre poco a poco ir reforzando vínculos, cambiando modelos o por qué no, inventando otros nuevos.

http://www.eutokia.org

Procesos abiertos, procesos de colaboración

El próximo lunes comienza una nueva edición del taller Interactivos? Han pasado más de cuatro años desde que organizamos el primer Interactivos? dentro del programa educativo de Medialab Madrid y desde entonces se han celebrado 18 talleres de producción siguiendo la misma metodología abierta y participativa. El último tuvo lugar en LABoral como parte de la exposición El proceso como paradigma y para el catálogo escribimos un breve texto para la ocasión que reproduzco a continuación:

Procesos abiertos, procesos de colaboración.
Metodología de los talleres de producción Interactivos?

Laura Fernández y Marcos García

Cuando en primavera de 2006 nos propusimos organizar un taller que fuera lo suficientemente largo como para que pudieran desarrollarse y posteriormente exhibirse una serie de prototipos, no fuimos del todo conscientes de la importancia que tendría abrir una convocatoria para colaboradores.

Nuestro objetivo era crear el mejor contexto posible para el aprendizaje, y para ello contamos con la participación de David Cuartielles, Hans-Christoph Steiner y Zachary Lieberman, que fueron los “profesores” de aquel primer taller, además de Casey Reas, que sólo pudo incorporarse a la parte final. Todos ellos trabajaban con herramientas open source (libres) como Arduino, Pure Data o Processing (Open Frameworks surgiría poco después), y desde el principio pensamos que debíamos diseñar un taller que se inspirara en la cultura libre, y que por tanto diera lugar a un proceso en el que la participación de cualquier persona interesada fuera posible.

La idea de “aprender haciendo” fue el punto de partida: a través del desarrollo de proyectos concretos, se crearía un contexto óptimo para que los participantes pudieran intercambiar conocimientos. Así que publicamos una convocatoria de proyectos, y se rebieron más de 50 desde distintas partes del mundo, de los que se seleccionaron 15. Una vez hecha la selección, abrimos la convocatoria para que todo aquel que quisiera participar en el taller pudiera hacerlo como colaborador en el desarrollo de alguna de las propuestas seleccionadas. Alrededor de 25 personas con distintos perfiles se sumaron a la iniciativa.

Los “profesores” actuaron como asesores expertos y su labor fue fundamental, pero sin colaboradores no habría sido posible llegar a los resultados que se produjeron en las dos semanas que duró el taller.

El mejor contexto de aprendizaje, por tanto, fue uno de colaboración, en el que se dieron tres circunstancias clave para el funcionamiento tanto de este taller como de todos los que se han celebrado posteriormente siguiendo la misma metodología:

  • La mezcla de saberes hizo que fuera una experiencia muy fructífera. Los participantes provenían de distintas disciplinas y los proyectos se vieron enriquecidos por esta circunstancia, sufriendo muchas veces modificaciones importantes respecto a la idea inicial.
  • Se comprobó la importancia de la combinación de participantes expertos y principiantes, ya que para el desarrollo de los prototipos no sólo son necesarios conocimientos especializados.
  • Quedó patente la importancia de que el proceso estuviese abierto a lo improvisado y de que se contemplase mucho espacio para la socialización: se celebraron presentaciones, debates, conciertos y pequeños talleres que organizaban los propios participantes y que no estaban programados inicialmente; también hubo picnics, fiestas y tapas por Madrid. Ha sido en estos momentos de diversión donde se han ido fraguando, partiendo de los talleres Interactivos?, nuevas iniciativas que han seguido desarrollándose más allá, desde una empresa de diseño de interacción o una plataforma de arte y biología DIY (Hazlo Tú Mismo) hasta un espacio hacker en Lisboa.

Un estudio etnográfico de Medialab-Prado

El pasado jueves, Alberto Corsín y Adolfo Estalella presentaron, al equipo de Medialab-Prado, el proyecto que van a desarrollar en los próximos nueve meses: una etnografía de Medialab-Prado.

Alberto Corsín es antropólogo e investigador en el Instituto de Historia del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC y ha participado activamente en el laboratorio del procomún como, por ejemplo, en la sesión dedicada a la relación entre los conceptos de procomún y cooperación. Está interesado en el estudio de las organizaciones en el trabajo y sus dos últimos estudios etnográficos los ha dedicado a dos organizaciones que se encontraban en un proceso de cambio de sede: el Instituto de Historia del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC y el traslado a unas nuevas oficinas de una gran compañía en Buenos Aires.

Adolfo Estalella es investigador doctoral en el Internet Interdisciplinary Institute (IN3) de la UOC, donde investiga sobre la sociabilidad humana en Internet y, en esfecífico, sobre el uso intensivo de blogs. Adolfo será quién realice el trabajo de campo del estudio sobre Medialab-Prado y, por tanto, quién pase más tiempo con nosotros.

Esta etnografía tiene como objetivo investigar y describir el funcionamiento de Medialab-Prado como espacio donde se produce innovación, y consistirá en un proceso abierto en el que las metodologías se desarrollarán en constante diálogo con los implicados.

Es esta una gran oportunidad para Medialab-Prado en un momento en el que se hace necesario repensar su modelo de organización, las líneas de trabajo, las metodologías desarrolladas y su historia ahora que está sufriendo un gran cambio de escala con la instalación de la fachada digital y el próximo traslado al edificio de la antigua Serrería Belga. Sin duda, las aportaciones de Alberto y Adolfo serán de enorme ayuda.

Aprovechamos la ocasión para retomar este blog, que nació con la voluntad de contar todo aquello que sucede en el medialab y que va más allá de la celebración de las actividades: las reuniones, las visitas, los debates y las presentaciones improvisadas y las múltiples colaboraciones que no quedan reflejadas en la web y que, a nuestro juicio, son fundamentales para entender el funcionamiento de Medialab-Prado.

Pequeños laboratorios urbanos para una Europa más innovadora

Los pasados 12 y 13 de octubre tuve la oportunidad de asistir, en representación de Medialab-Prado, al taller ‘Labs for a more innovative Europe”, que se celebró en el Mindlab de Copenhague. Organizado por PRO INNO Europe, una iniciativa de la Dirección General de Industria de la UE para el análisis de políticas de innovación, aprendizaje y desarrollo en Europa, el taller tenía como objetivo el desarrollo de posibles estrategias y recomendaciones que la UE quiere empezar a adoptar para impulsar los laboratorios de innovación a partir de primavera de 2010.

¿Qué es un laboratorio de innovación?
Esta fue la primera cuestión a la que nos enfrentamos los participantes en el taller, veinte representantes de diferentes organizaciones europeas entre las que se encontraban La Laboral, Nesta, Nokia, Next, la red de Living Labs o Taito, un singular centro finlandés dedicado a la artesanía y la innovación. En el texto de invitación se indicaban unos rasgos comunes a la mayoría de los laboratorios de innovación:

• La implicación activa de los usuarios en todos los niveles del desarrollo (co-creación);
• Múltiples colaboradores de los sectores públicos y privados;
• Reunión de distintas disciplinas y aproximaciones desde el diseño, la ciencia, la tecnología y los negocios;
• Un espacio (real o virtual) para el desarrollo de nuevas ideas y la experimentación en los escenarios de la vida real.

img_0064img_00621
img_0068img_0076

Fueron dos días de trabajo en grupo e intensas discusiones, siguiendo el método de backcasting para la identificación de los pasos necesarios para alcanzar un escenario ideal en 2020 que previamente habíamos perfilado entre todos los participantes. Dos de las conclusiones mejor valoradas al final del taller fueron la necesidad de crear una red de micro-labs y el desarrollo de una plataforma de intercambio de experiencias y metodologías entre laboratorios de innovación europeos.

En el primer caso, la propuesta de los micro-labs responde a la especial atención que merece la escala de los laboratorios. Lo pequeño, cuando está fuertemente ligado al contexto local y a la vez internacionalmente conectado, favorece la aparición de procesos de innovación social. Esta mención a la importancia de lo micro me hizo recordar la fenomenal conferencia de Francisco Jarauta: Pequeños laboratorios urbanos de creación contemporánea, que impartió dentro del grupo Arquitecturas de la cultura del mañana-mañana.

En relación a la red para el intercambio de experiencias y métodos de trabajo entre organiozaciones europeas, mencioné los proyectos y las actividades en las que está involucrado Medialab-Prado en esa dirección. Hablé de la red Lab to Lab que pronto se pondrá en marcha en Kitchen, Budapest; del encuentro de medialabs el pasado verano en Berlín; y de ‘The Future of the Lab’, la reunión que están organizando los Laboratorios Baltan de Eindhoven a principios de diciembre.

Si algo me sorprendió del taller fue la poca atención que mereció la cultura libre y el procomún como generadores de procesos de innovación social, especialmente en lo referido a la importancia de las nuevas licencias que se han desarrollado en el mundo del software como la GPL (General Public Licence) y su influencia en la aparación nuevas formas de licencias en otros ámbitos de la producción cultural como por ejemplo las licencias Creative Commons. Quedó pendiente, por lo tanto, debatir acerca de cuál es el marco legal que debería ofrecer la UE para facilitar procesos de innovación por parte de los usuarios.

Curiosamente, el mismo día que concluyó el taller gracias al blog de Juan Freire, me enteré del nuevo premio Nobel de Economía a Elinor Ostrom, por su analísis del procomún y las formas de socialización y organización vinculadas a la gestión de los bienes comunes. Un asunto al que Medialab-Prado dedica especial atención en su laboratorio del procomún, una línea de trabajo que presentaremos el próximo viernes en el taller de investigación sobre cultura libre que organiza el Berkman Center de la Universidad de Harvard.

Hackmeeting

Ayer empezamos las jornadas sobre software libre, sistemas de archivo e instituciones culturales. Estas jornadas reunen a desarrolladores de software libre y responsables web y de archivo de instituciones culturales para compartir recursos y conocimientos en relación al archivo digital. Decidimos celebrar este encuentro en estas fechas para que los participantes que vienen de fuera puedan quedarse el fin de semana y participar en el Hackmeeting que este año se celebra en el Patio Maravillas de Madrid.

Los Hackmeetings y los Hacklabs, auténticos espacios de innovación social, constituyen uno de los fenómenos culturales más relevantes de los últimos años y una fuente inspiración para aquellos interesados en procesos de autoorganización y modelos de gestión abierta.

Para este viernes por la tarde hemos propuesto a los participantes de los viernes openlab asistir al hackmeeting y participar en el intenso programa de actividades propuesto.

Los que estén interesados en saber más sobre los Hackmeetings recomendamos esta charla de Afonso Gómez: Hackmeetings, hacklabs: tecnopolítica para no iniciados.

Hackteria

La semana pasada Marc Dusseiller, uno de los colaboradores en Interactivos?09 Ciencia de Garaje, pasó por Medialab-Prado y nos habló de Hackteria, un proyecto que ha puesto en marcha junto a Andy Gracie y Yashas Shetty. Hackteria ofrece una serie de recursos online y de experimentos caseros que combinan arte, biología, electrónica y software libre. De todos ellos se podrá encontrar abundante información en un wiki.
Además están organizado talleres por distintos lugares del mundo como el que celebraron en Indonesia para la construcción casera de microscopios en el laboratorio de microbiología del suelo y medioambiental de la Escuela de Agricultura de la Universidad Gadjah Mada de Yogyajarta:

bioelectronix_flyer

Tal y como comentaba Marc, Hackteria surge de la necesidad de abrir espacios para la experimentación entre arte y biología más allá de las colaboraciones que se dan entre artistas reconocidos y grandes laboratorios. Espacios más próximos a la ciencia amateur y de garaje de la que hablamos en el taller en el que se conocieron Andy, Marc y Yashas.